Cafe Oliver

 

395191899_c331d3ef3a.jpg

 

http://cafeoliver.com/comer-en-cafe-oliver/el-brunch/

 

 

 

Abierto a finales de los años 60 por Adolfo Marsillach. Las especialidades de la casa pasan por platos tan originales como farfalle salteado con verduras y mesetario, ensalada de lentejas con huevo escalfado, magret de pato con salsa de mostaza antigua, verduras rellenas de pisto y polenta y bomba de chocolate. Todas aglutinan la mejor selección de los platos marroquíes, italianos, franceses y españoles.

 


El Café Oliver es ideal para quienes les guste cenar tarde, cierra a las 3 de la mañana de martes a jueves, y a las 4 los viernes y sábados. Además se puede tomar la primera o la última copa de la noche sin salir del local, en el espacio Eó chivas Lounge donde sirven deliciosos cócteles a ritmo de música lounge.

A parte de la fusión culinaria, el restaurante ofrece una carta de vinos con 130 referencias de vinos españoles y franceses, de los que se puede pedir desde copas a botellas de medio litro.

El local ha tenido un lavado de cara y de estilo desde que, en 2002, fuera comprado por tres jóvenes franceses que dejaron atrás el antiguo edificio de ladrillo visto que sirvió de reunión a actores, cantantes y artistas, para crear el nuevo Oliver, dirigido a un público heterogéneo en un marco más luminoso, alegre y colorido. El Oliver ha sido uno de los pioneros en servir un delicioso y completo brunch los domingos.

 

cafe-oliver_pxl_583cf6a4542809a64ad14586ec00ebe0.jpg

 

 

 

 

 

 

Regresar al inicio